¿QUIÉN ES QUIÉN?: EL ORIGEN POLÍTICO DEL GABINETE DE DAVICO

LA DIVERSIDAD DE LA COALICIÓN

¿QUIÉN ES QUIÉN?: EL ORIGEN POLÍTICO DEL GABINETE DE DAVICO

Después de tantas urgencias climáticas y tanto ruido en el traspaso de gestión, hacemos una pausa para poner la lupa en las cabezas que conforman el Gabinete de Mauricio Davico. El origen, variado: peronistas, radicales, independientes, libertarios y macristas conviven en un gobierno de coalición que, tras un accidentado verano, pone primera.

Texto: Luciano Peralta

|

|

Ilustración: Diego Abu Arab

Si bien la gestión del intendente Mauricio Davico acaba de cumplir cien días, es claro que aún no ha podido desplegar su plan de gobierno. Por las vicisitudes climáticas sufridas, por la inexperiencia de buena parte de sus funcionarios, por ser el primer gobierno, en 36 años, que rompe con la continuidad peronista, porque simplemente “no hay plata” o por todo junto.

“No hemos arrancado”, dice a La Mala, en el marco de esta nota, uno de los nombres más importantes del gobierno. Y es cierto: ha sido un verano de transición, eclipsado por las noticias que, a diario, llegan desde el Ejecutivo Nacional. Han sido tres meses muy difíciles para las mayorías, situación que, en las últimas semanas, se ha agravado considerablemente en lugares como Gualeguaychú, donde las inundaciones han hecho desastre, y donde el gobierno ha tenido direccionar la mayoría de sus recursos a atender la crisis.

Esta nota, en tanto, pretende poner en pausa todo tipo de urgencias y aportar una mirada sobre un Gabinete en el que casi todos sus integrantes ocupan un cargo político por vez primera. Hoy, que vuelven los apellidos y muchas de las lógicas de los años noventa, recordemos un clásico de los juegos de mesa de entonces y veamos, ¿Quién es quién? en el gobierno del intendente Mauricio Davico.

Julieta, la vice

Con apenas 31 años, Julieta Carrazza es la viceintendenta más joven en la historia de Gualeguaychú. Es la primera vez que ocupa un cargo en el Estado; se formó en la educación pública, fue a la escuela Rawson y a la ENOVA, en Gualeguaychú. Y, en la Universidad de Buenos Aires (UBA), se recibió de abogada.

Su padre, Darío Carrazza, y su madre, Alicia Martinelli, toda la vida militaron en la Unión Cívica Militar (UCR), “yo nací en un comité”, suele bromear la Viceintendenta al hablar de su origen político.

Durante sus años en CABA militó en la Juventud Radical (JR), sobre todo en la provincia de Buenos Aires, aunque también eran asiduos sus viajes a Paraná, desde donde se planificaba y ejecutaba el armado entrerriano de las juventudes.

Antes de desbancar al peronismo, después de 36 años ininterrumpidos de gestión, como compañera de fórmula de Mauricio Davico, fue vicepresidenta del Comité Entre Ríos de la JR y, luego, presidenta, en el período 2021-2023.

Junto a Juan Ignacio Olano, la directora de Juventud Ana Severín, el director de Asuntos Legales Federico Coch y el subdirector Alejandro Fidelio, Julieta es parte de un proceso de avanzada de la JR en los espacios de gestión, no sólo en Gualeguaychú, en varios departamentos de la provincia.

Lucho, el jefe

Es el hombre de confianza del intendente Davico y quien está a cargo dela Jefatura de Gabinete. Luciano Garro es periodista, profesión a la que se dedicó hasta que se sumó, en el 2021, como jefe de campaña, al equipo de Rogelio Frigerio, quien iba a ser el gran ganador de las legislativas de ese año.

En algunas oportunidades el propio Garro ha contado que el ofrecimiento del ahora Gobernador de Entre Ríos llegó en su mejor momento como periodista. “Pero las cosas se cambian de adentro”, ha dicho el comunicador que construyó buena parte de su carrera junto a Daniel Enz, prestigioso periodista que ha llevado muchas de sus investigaciones a la Justicia.

Su relación con Frigerio tuvo como nexo a Mauricio Davico, a quien Garro conoció hace muchos años y con quien forjó una amistad. De hecho, viven medianera de por medio.

La política ha sido la arena en la que Lucho hizo periodismo durante años, en Gualeguaychú y en Paraná. De ahí, su relación con todo el abanico dirigencial. No es casual que haya sido una pieza fundamental para la articulación de fuerzas tan disímiles ideológicamente -radicales, peronistas, macristas, libertarios, etc.-durante la campaña, primero, y ahora en gestión, como jefe de Gabinete.

En el esquema de gobierno, Garro es el garante de la unidad y el funcionamiento interno de la coalición. Su palabra es la de Davico. “Mientras que el Intendente tiene un perfil más de cara a la gente, en el territorio, él maneja la rosca interna y las relaciones políticas”, describen desde la mesa chica del gobierno. Y es así, ese es el rol político de Garro, más allá de sus responsabilidades de gestión, claro.

Manuel Olalde

Es una de las novedades del Gabinete. No sólo en términos personales, ya que es la primera vez que ocupa un cargo público, sino también por el área que encabeza: la Secretaría de Gobierno y Modernización. Manuel Olalde tiene 47 años y es abogado recibido en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Milita en las filas del peronismo desde su adolescencia y participó en diferentes espacios dentro del PJ, casi siempre vinculado a su hermano Natalio Gerdau, quien supo ser senador departamental. Pero con un perfil mucho más bajo, sin sobresalir.

Desde el 2003, tiene su estudio jurídico en la ciudad y actualmente continúa trabajando en forma privada. Varios años antes ya militaba en el peronismo, en la línea del mayismo y junto a el excandidato a intendente Osvaldo Chesini. Hace más de 20 años es empleado del Casino, actualmente de licencia política por su función en el Ejecutivo municipal, y, como varios del Gabinete, está haciendo sus primeras armas en una gestión de gobierno.

Olalde es un tipo amable y entrador, y si bien habla con la prensa prefiere que no haya cámaras de por medio. Una particularidad: es secretario de Gobierno y Modernización, y no tiene redes sociales.

Junto al secretario de Hacienda, Daniel Acuña, son los dos funcionarios de origen peronista en un Gabinete que hace de la diversidad su carta de presentación.

Daniel Acuña

Como tantos otros funcionarios de la gestión municipal, su primera participación política de peso fue en un gobierno peronista. Daniel Acuña es contador público y se para en las filas del partido de Juan Perón “de toda la vida”.  Fue secretario de Hacienda en las gestiones de Juan José Bahillo; participó de la gestión de Francisco Fiorotto en Pueblo Belgrano y, luego, asumió, también al frente de Hacienda, en la gestión de Mauricio Davico durante los ocho años que el ex Ráfaga estuvo al frente del Municipio.

Ahora, volvió a sus orígenes: el 10 de diciembre desembarcó nuevamente en Irigoyen 75 para remplazar en la Secretaría de Hacienda a la ahora concejala Delfina Herlax. “El Dani no te larga un peso hasta que no tenga, por lo menos, dos masas salariales adentro”, cuenta uno de los funcionarios con los que compartió gestión del otro lado del puente Méndez Casariego.

Quienes lo conocen aseguran que es garantía de orden y previsibilidad en las cuentas municipales, un área importante para una gestión que, como la de Esteban Martín Piaggio en 2015, y en el marco del feroz recorte a la obra pública, deberá maximizar los recursos propios y hacer del ingenio una política de Estado.

El Flaco

El secretario de Desarrollo Territorial e Infraestructura es el único funcionario del Gabinete que ha disputado una elección como candidato a intendente. Fue en el 2019, cuando encabezó la lista del partido vecinalista “Gualeguaychú entre Todos” que, con más del 8% de los votos, terminó depositando a Luis Castillo, hoy subsecretario de Cultura, Deporte y Juventud, en la banca del Concejo Deliberante que ocupó durante el período 2019-2023.

Domingo Oscar Carrazza tiene 65 años y es arquitecto. Estudió en La Plata y, recién recibido, a fines de los ochenta, comenzó a militar en el Partido Justicialista, lo que lo depositó como responsable de la Zonal Departamental de Vialidad Provincial durante el primer gobierno de Jorge Pedro Busti.

En sus años como opositor fue muy crítico del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) desarrollado por el piaggismo. Por lo que se esperan novedades en ese sentido. El Flaco, también, fue vicepresidente de la Asociación de Arquitectos de la República Argentina y cuenta con peso específico en el Gabinete de Davico. De hecho, es el único funcionario que tuvo libertad total para armar su secretaría a gusto y placer.

Juani Olano

Como la viceintendenta, Juan Ignacio Olano viene de la Juventud Radical. En 2019, cuando la elección arrasadora del piaggismo y la buena performance del vecinalismo le hicieron perder una banca a Juntos por el Cambio, asumió como el concejal más joven en la historia de la ciudad. Otro punto para la JR.

En un marco de disparidad absoluta, en el que el oficialismo tenía 9 de 13 bancas, Olano mostró, en más de una oportunidad, su habilidad política y capacidad para destacarse. Muestra de ello, y de la falta de conducción interna del bloque del PJ, fue la sesión de fines del 2020, cuando se aprobó el Presupuesto Municipal, en la que Olano cerró el debate (sí, un opositor cerró el debate por el presupuesto) con un discurso impecable. Olfato político y sentido de la oportunidad.

Antes, el ahora secretario de Desarrollo Humano fue presidente del Comité local y luego del Comité departamental de la UCR. El 10 de diciembre asumió al frente de una secretaría muy importante que, en el marco de la creciente crisis económica, deberá demostrar su capacidad de gestión. Un buen desafío para el joven radical, uno de los que tiene pasta política y ambición de gobierno. 

Estela, la PRO

La secretaria de Inversiones y Desarrollo Local es la única afiliada al PRO del Gabinete. Aunque, su afiliación se dio en el marco de la campaña 2015, cuando acompañó a Javier Melchiori como candidata a viceintendenta. Tras aquella elección, en la que Piaggio se impuso sólo por 209 votos y sorteó la ola amarilla que pintó al país, Estela Miño se alejó del partido de Mauricio Macri. Sigue afiliada, pero es más un recuerdo de esa experiencia que una credencial militante.

De hecho, hasta ese momento nunca había militado en política partidaria. Su carrera la hizo como contadora y docente universitaria: fue directora del Centro Regional Gualeguaychú de la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU) durante 27 años y participó del Concejo de Ciencias Económicas, en el plano local y en el provincial, en varios períodos.

Hace poco más de tres años, asumió como la primera presidenta en la historia de la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú (Codegu), es especialista en Gestión de la Tecnología e Innovación y entre las áreas más importantes bajo su responsabilidad tiene a la Dirección de Producción, a cargo del ingeniero Agrónomo Eduardo Petti, y a la Dirección de Vinculación Tecnológica, a cargo de Rodrigo Almeida. Dos de los suyos.

El desafío de Miño es “hacer en el Municipio mucho del trabajo que veníamos desarrollando en la Codegu, articulando políticas con el tercer sector”, ha declarado en más de una oportunidad.

Escalante, garante de la seguridad

Juan Carlos Escalante es comisario general retirado de la Policía de Entre Ríos y, en el nuevo organigrama municipal, asumió al frente de la recientemente creada Agencia de Seguridad, una institución interna de la Municipalidad de Gualeguaychú que tiene el rango de secretaría.

Según informó el propio intendente Mauricio Davico, esta Agencia dependerá directamente del Ejecutivo y continuará recibiendo las recomendaciones del Concejo de Seguridad, conformado por las fuerzas y representantes de otras organizaciones de la sociedad civil.

La seguridad es uno de los puntos en los que la actual gestión quiere mostrar otra cosa a lo hecho hasta el momento. Que un expolicía esté a cargo del área, y no la viceintendenta, como pasaba hasta ahora, es toda una definición.

Escalante fue jefe de la Departamental de Policía allá por el 2013 y casi toda su carrera la desarrolló en Gualeguaychú, por lo que conoce muy bien el territorio. Sus pares lo definen como «un hombre de acción» o un «policía de raza».

En 2015 el entonces gobernador Gustavo Bordet -hoy diputado nacional- lo nombró director de Operaciones de la Policía de Entre Ríos, a cargo del comisario General Gustavo Maslein. Hoy está jubilado y abocado de lleno a su rol en el Municipio.